Armenia, Sonsonate

Muere por una chispa

Enciende fuego en su champa para calentarse y termina calcinado en Armenia

Los restos de Salvador Peñate, de 70 años, quien murió calcinado, fueron velados en la casa de Tránsito Peñate, su hermana. El entierro se realizó a las 3:00 de la tarde de ayer en Armenia, Sonsonate.
Los restos de Salvador Peñate, de 70 años, quien murió calcinado, fueron velados en la casa de Tránsito Peñate, su hermana. El entierro se realizó a las 3:00 de la tarde de ayer en Armenia, Sonsonate.

Contenido relacionado

    Marvin Díaz Peña

    Ene 11, 2017- 03:10

    Tratar de calentarse en la noche del lunes, debido al frente frío que afectaba al país, le costó la vida a Salvador Peñate, de 70 años. Vecinos dicen que habría dejado encendido fuego dentro de su champa y las ráfagas de viento, al parecer, provocaron que avivara y soltara una chispa que generó la desgracia.

    El anciano murió calcinado dentro de su champa, ubicada en la colonia Las Flores, de Armenia, en Sonsonate.

    El incendio fue reportado a las 10:00 de la noche. A esa hora muchos de sus vecinos ya estaban acostados, por lo que no se dieron cuenta de inmediato de lo que sucedía. El fuego no le dio tiempo al hombre de salir de su champa, hecha de lámina, la cual quedó retorcida por el calor.

    La estructura medía tres metros cuadrados y estaba rodeada de zacatal, por lo cual las llamaradas se propagaran rápidamente. Algunos vecinos intentaron ayudarlo, pero no pudieron sofocar las llamas.

    Lo que complicó aún más el trabajo de los vecinos para apagar el fuego es que no tenían agua porque no les estaba cayendo, algunos dijeron que ya tenían varios días sin el servicio. Algunos pedían auxilio, pero fue en vano, don Chamba había perdido la batalla, su cuerpo fue encontrado calcinado. “Medicina Legal me entregó el cuerpo, ahí pase con él a un lado de la champa”, relataba con llanto Tránsito Peñate, hermana del fallecido.

    El anciano tenía más de diez años de vivir en un lote. Para conseguir el alimento diario se dedicaba a recolectar botellas plásticas, latas y cartones, materiales que mantenía dentro y fuera de su champa.

    “El domingo estuve platicando con él y siempre le decía que no mantuviera fuego encendido”, dijo Fredy Domínguez Peñate, hijo de don Chamba.

    Algunos vecinos lamentaban lo ocurrido, ya que el señor se había ganado el afecto de muchos, debido a que lo veían rebuscarse para sobrevivir.

    Su hijo Fredy aseguró haberle dicho en varias oportunidades que se fuera a vivir con él, pero el anciano siempre se negó. “Decía que no porque se sentía bien estando solo”, dijo Fredy.

    TAGS:

    Contenido relacionado

      Abrir Comentarios

      Cerrar Comentarios

      Más de DE AQUÍ