Soyapango

Pasajeros evitan ser asaltados

A dos supuestos tamales que asaltaban a los pasajeros de un micro, en Soyapango, les tronó. Los mataron

Uno de los supuestos delincuentes quedó a dos cuadras y media de donde se encontraba el cuerpo de un segundo tamal.
Uno de los supuestos delincuentes quedó a dos cuadras y media de donde se encontraba el cuerpo de un segundo tamal.

Contenido relacionado

    Edgardo Hernández

    Feb 17, 2017- 17:50

    L os pasajeros de un micro de la Ruta 19 se hartaron de quedarse de brazos cruzados, ayer, mientras dos tamales les ponían. Se armaron de valor y se defendieron, a como pudieron.

    En el interior de la unidad se armó un forcejeo entre pasajeros contra dos hombres que, aseguran, les venían asaltando.

    Al ver la reacción inusual de las personas, a los tamales no les quedó otra alternativa que bajarse de la unidad y correrse.

    Un hombre que viajaba en el micro siguió a los malacates, al ver esto, otras dos persona se envalentonaron y corrieron tras los sospechosos hasta alcanzarlos, desenfundaron armas y los mataron.

    Este nuevo episodio de la criminalidad fue registrado a las 10:55 de la mañana. El cuerpo de un supuesto malacate, de aproximadamente 40 años, quedó a las puertas del colegio Don Bosco, en Soya, aunque no pudo ser identificado.

    Testigos dijeron que la intención de este hombre pudo ser la de escapar hacia el interior del centro educativo, pero esta versión no fue corroborada por la Policía.

    El otro hombre, de unos 23 años, al ver el ataque contra su compinche corrió en otra dirección, pero a las dos cuadras y media fue alcanzado y también cayó muerto de varios disparos, en la calle Antigua Ciudadela Don Bosco, frente a la residencial Verona, de Soyapango.

    “Hubo un forcejeo adentro del microbús, las víctimas (ladrones) fueron atacadas por tres personas, quienes se desconoce su rumbo” , afirmó la Policía.

    Zona violenta

    Un agente de la Policía que custodiaba una de las escenas, informó que ese sector es considerado de peligro, con frecuencia tienen reportes de robos.

    “Durante todo el día, tanto las personas que caminan como las que pasan en sus automóviles, son propensas a robos” afirmó el agente policial, quien reservó su identidad por no estar autorizado a declarar.

    En la noche los delincuentes cambian de delito y utilizan esa misma zona para abandonar cadáveres envueltos en sábanas, de víctimas que han asesinado en otro lugar, informaron.

    Abrir Comentarios

    Cerrar Comentarios

    Más de DE AQUÍ