FOTO. Enterate cuánto cuesta producir un disco en El Salvador

Artistas nacionales invierten tiempo y pisto de sus bolsillos para hacer un álbum que, muy pocas veces, genera ganancias.

Polly Class es una banda de rock alternativo formada por talentosos músicos.

Contenido relacionado

    Tatiana Alemán

    Sep 13, 2017- 16:58

    Un disco es como una carta de presentación para una banda o solista. Esa es la razón por la que agrupaciones y cantantes en solitario se fajan para producir buen material. Sin embargo, la cosa no es tan fácil. Para que te des el lujo de conseguir un disco selladito, con una portada digna de llamarse una obra de arte, en medio hay un proceso que implica una gran cantidad de gastos. Checá, en este infográfico, las diferentes etapas de la cadena productiva para hacer un álbum de ocho a 10 temas.

    Debido a que en el país no hay una industria musical como en otros países, donde las disqueras contratan a las bandas y las patrocinan, acá no es rentable hacer un disco. Los miembros de los grupos destinan sus ahorros para hacerlo. Cada etapa tiene un costo, que también depende del género musical que se grabará.

    “El rock y todos los géneros comerciales se graban por partes. Primero, batería y bajo, luego guitarra, teclados, después las voces y los solos. Todo eso es tiempo de estudio. Se pueden hacer tratos para cobrar por canción o por proyecto. Si se requiere la intervención de un productor, hay que pagarle. También al técnico de sonido”, explica Jorge Lara, director del estudio de grabación DVK Lara.

    Largas jornadas en un cuarto de ensayo, alquiler de instrumentos, pago del técnico que capta el sonido y la posterior edición de las grabaciones son inversiones que bandas como Dreamlore, y solistas como Carlos Galicia asumen para hacer un disco. Todo ello sin contar la distribución física y digital del producto terminado. A eso se le suma el pago del Registro de la Propiedad Intelectual de la obra musical, para proteger los derechos de autor.

    “En El Salvador, los presupuestos para grabar son bien bajos. Por eso todo depende de cuánto dinero disponible se tiene. La gente prefiere pagar por combo que por canción”, señala Julio Rodas, productor y dueño de Soundtrack Studio.

    Debido a los altos costos, ahora buscan otras opciones, como grabar utilizando herramientas disponibles en Internet. Pero la calidad deja mucho qué desear. Según Fran Maravilla, productor y vocalista de Manyula Dance Club, ahora, los álbumes ya no generan ganancias, pues la gente ya no los consume. “Antes, socialmente, comprar un disco era importante porque reunía a las personas. Estamos perdiendo la capacidad de escuchar un disco, de apreciarlo como una obra de arte”, afirma.

    Aunque un álbum de un grupo o solista nacional cueste cinco dólares, los fans no lo compran y prefieren escuchar las rolas en la web. Estos se traduce en una pérdida para el artista, pues no logra recuperar lo invertido en la producción del contenido, solo la distribución.

    Acá te dejamos el dato de cuánto le costó a la banda Polly Class hacer el disco de corta duración que lanzó en 2012.

    Contenido relacionado

      Abrir Comentarios

      Cerrar Comentarios

      Más de Chivo!