FMLN echa a Nayib Bukele del partido

El Tribunal de Ética del FMLN llegó a la resolución que el edil es culpable de las agresiones verbales en contra de la síndica de la alcaldía de San Salvador, Xochilt Marchelli

Luis Marroquín

Oct 10, 2017- 20:48

Nayib Bukele no podrá buscar la reelección a la alcaldía de San Salvador en las próximas elecciones con el partido de izquierda, esto luego de que el FMLN lo echara tras ser encontrado culpable de las agresiones verbales en contra de la síndica Xochilt Marchelli.

Esta tarde, la resolución estaba programada a las 4:30pm, sin embargo tras 4 horas de retraso se conoció el resultado final.

El pasado domingo, el Tribunal de Ética del FMLN deliberó 19 horas para encontrar culpable al alcalde capitalino de dichas agresiones.

La resolución llegó después de escuchar a todos los testigos, tanto de cargo como de descargo, de recibir todas las pruebas documentales y testimoniales, entre otras.

 

Tras haber sido expulsado, Bukele seguirá ejerciendo su cargo como alcalde hasta que termine su periodo, puesto que el partido no lo puede inhabilitar porque es un cargo por elección popular.

Sin embargo, el partido sí puede impedir que se postule como candidato a alcalde por el FMLN para las próximas elecciones municipales.

Según Eduardo Escobar, representante de Acción Ciudadana, en este caso el FMLN puede buscar a un miembro de su militancia para que supla el voto de Bukele en caso que éste falte en las sesiones de concejo, esto para no afectar la correlación política.

Los criterios en que se basa la decisión del FMLN

El FMLN decidió expulsar al alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, por haber violado varios principios de los estatutos del partido de izquierda. Esa fue la sentencia que leyó el secretario del Tribunal de Ética del FMLN.

Dijo que es la sanción máxima que impone el FMLN a un miembro del partido. Irónicamente se da justo el día en que el partido rojo cumple 37 años de vida.

A continuación los principios que a criterio de los miembros del Tribunal de Ética violentó Bukele:

a) Promover prácticas que generan división interna en detrimento de los intereses del partido.

b) Violar la carta de principios y objetivos, estatutos, reglamentos y demás normas que rigen el partido.

c) Realizar actos difamatorios, calumniosos e injuriosos que dañan la imagen y honor de una persona, miembros y militantes.

d) Ventilar en el ámbito público lo que debe plantearse al interior del partido.

e) Irrespetar los derechos humanos de la mujer en clara violación a la carta de principios del Estatuto y demás normativa del partido.

La disputa

Tras conocer la sentencia Bukele escribió en su cuenta de Twitter: “Hasta mañana (hoy) darán a conocer la sentencia?. Si ARENA ya la adelantó hace un año: ‘inhabilitación’ para correr como candidato a alcalde”.

La concejala efemelenista acusó a al edil capitalino de agredirla por haberle lanzado una manzana y haberle dicho “bruja”.

La funcionaria explicó que, el miércoles 6 de septiembre, el alcalde dio por cerrada la sesión del Concejo y se levantó de su asiento, pero al darse cuenta que no podía dar por terminado el encuentro, volvió a su silla y fue cuando la maltrató.

“Cuando él regresa, porque alguien le dijo que no podía cerrar la sesión, me dice que vaya a llorar a la municipal (del FMLN), que les pida que sea la candidata (a alcaldesa), y me dice: “sos una maldita traidora, bruja”, y me tiró una manzana.

Lee también: Pleito en redes sociales entre Bukele y el FMLN

Agregó que la fruta iba en dirección a ella, y que si no se aparta, la hubiera impactado. “Él tomó la manzana y la hizo de esta forma (lanzándola a un costado). Eso, evidentemente era para mi cara, y yo estaba sobre el mueble, me aparté y cayó, y si yo no me hubiera apartado me hubiera caído en el rostro”, explicó.

En total, al alcalde le acumulaban 25 faltas disciplinarias y de incumplimiento al Reglamento Interno del partido.

En concreto, Bukele enfrentó, además de las denuncias por violar la Ley de la no Violencia en Contra de las Mujeres, también las acusaciones políticas que hizo la Directora Departamental de San Salvador, Nery Bonilla Amaya, quien pidió su “expulsión irrevocable”.

Promover la división interna dentro del partido, transgredir los estatutos, la carta de principios y objetivos del FMLN, divulgar rumores de desprestigio para miembros del partido y mostrar una reiterada conducta personal pública y privada discordante con los principios de igualdad y equidad de género, fueron las denuncias políticas en su contra.

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios

Más de DE AQUÍ